Balas de plomo sin envuelta:
Están prácticamente en desuso, aunque son imprescindibles en todas las armas de avancarga.
También fueron empleadas en los cartuchos tipo Lefaucheux y en en la mayoría de cartuchos diseñados para pólvora negra.
A menudo se engrasan. En la actualidad, y fuera del ámbito del tiro con armas históricas, sólo se usan en la munición tipo "wadcutter" y en escopetas de cañón liso.
Su principal defecto es que el plomo es demasiado blando, por lo que en su recorrido por el cañón del arma deja residuos que deben limpiarse regularmente. Además, el polvo de plomo que se produce es tóxico a largo plazo.
Por la misma razón, en algunas armas automáticas, puede deformarse al golpear con la rampa de alimentación perdiendo precisión o incluso encasquillando el arma. Las formas muy aerodinámicas no pueden realizarse en la práctica, porque las puntas aguzadas se abollan o rompen con demasiada facilidad.
Estos problemas suelen reducirse empleando el plomo en aleación con otros metales, como el antimonio, para aumentar su dureza. Por último, entre sus desventajas, añadir que con el advenimiento de la pólvora sin humo se descubrió que los proyectiles de alta velocidad que además giran muy rápido pueden llegar a "desintegrarse" debido a que el plomo no es capaz de soportar la enorme fuerza centrífuga a que es sometido.
Entre sus ventajas, citar que cualquiera puede producir sus propias balas con una inversión ínfima. También la mayor deformabilidad del plomo hace que este tipo de balas sea muy apropiado para la caza o incluso la defensa personal.
 
 
Balas esféricas: Durante siglos, las únicas disponibles. Fáciles de fundir por el propio usuario, su principal inconveniente es su pésimo rendimiento aerodinámico. Durante la guerra civil, los obuses de metralla sembraron nuestros campos de bolas de plomo difíciles de distinguir de las auténticas balas. FOTO DCHA: VICENTE

Balas "aerodinámicas": Mas adelante se vio que la balas con otras formas llegaban más lejos. Poco a poco se fueron adoptando formas aerodinámicas. Aparecieron los cañones rayados con objeto de hacer girar la bala para que el efecto giroscópico proporcionara una trayectoria más tensa.

Balas MINIÉ: Un refinamiento de los últimos tiempos de la avancarga. Se utilizan balas ligeramente subcalibradas con una perforación cónica en la base. La presión de los gases durante el disparo ensancha esta base y la comprime contra el cañón, con lo que coge las estrías. En principio se usaron tacos de madera encajados en el cono, pero pronto se vió que eran innecesarios. Como inconveniente, la dificultad de fundir este tipo de balas y la mayor complejidad de las turquesas (el molde).
 
Bala de ametralladora CLAXTON con base hueca. FOTO: MARCELO VILLALBA
Bala para revólver Adams de doble acción, extraída de un molde original sin recortar el tetón que deja el bebedero. FOTO: DOMINGO
De entre los sistemas de retrocarga con mayor éxito, destaca el de Cassimir Lefaucheux. Las balas que montaban estos cartuchos eran siempre de plomo y generalmente con la base cónica como las minié.
Los cartuchos de fuego anular rápidamente ganaron popularidad. En casi todos los casos, la bala es de plomo, pero típicamente hay dos opciones: bala del mismo grueso que la vaina (como el .22 LR de la imágen) y bala más estrecha que la vaina (como todos los demás cartuchos actuales) En el primer caso, la parte posterior de la bala es más estrecha que el resto, para poder engarzarse en la vaina.
Los cartuchos de fuego central montaron balas de plomo hasta que la pólvoras sin humo obligaron a utilizar balas con envueltas más resistentes.
En la actualidad pocas fábricas ofrecen cartuchos con balas de plomo, pero muchos aficionados recargan con ellas sus cartuchos. Trabajando con cuidado, producen munición más regular y precisa o mejor adaptada a sus necesidades (sin contar con el ahorro). Es un tema que, con vuestra ayuda, espero poder desarrollar más adelante.
Bala Wadcutter ("Sacabocados") se usa para tiro sobre blancos de cartón porque deja perforaciones perfectamente circulares.
DIVERSOS TIPOS DE BALAS PARA ARMAS DE AVANCARGA
Tipo MINIÉ: (con base hueca)
Bala de fusil de avancarga encontrada en un lago de USA. No fue disparada pero está cubierta de incrustaciones calcáreas. 26.3 mm de longitud por 14.5 (.58") de diámetro. 3 ranuras de engrase. Base hueca tipo Minié.
Modelo 1. FOTO: DOMINGO
Modelo 2. FOTO: DOMINGO
Modelo 3. FOTO: DOMINGO
Modelo 4. FOTO: DOMINGO
Modelo 5. FOTO: DOMINGO
Modelo 6. FOTO: DOMINGO
Modelo 7. FOTO: DOMINGO
REAL (Rifle Engraved At Loading, bala mayor que el ánima. Toman las estrías en el momento de introducires en el cañón):
Modelo 1. Como la base es siempre lisa, no incluímos las fotos de la misma en los demas ejemplos. FOTO: DOMINGO
Modelo 2. FOTO: DOMINGO
Modelo 3. FOTO: DOMINGO
Tres balas de plomo del calibre .45. FOTO: VICENTE
Dos balas de plomo del calibre .50. FOTO: VICENTE
SLUG: Bala de gran tamaño para escopeta (sin estrías)
Modelo 1. Aún queda gente que practica la caza mayor con escopetas de avancarga y ánima lisa. FOTO: DOMINGO
 
  INICIO - MENÚ           Mapa Web
Visitas:
 
 
Web alojada en los servidores de http://www.militaria.es
 
By: Jordi Camerón