COHETES Y MOTORIZADOS:

Con el tiempo se han ido experimentando otros tipos de propulsión para las balas. El sistema más probado es el de cohetes-jets: la bala se propulsa por los gases de la combustión que se genera en su interior durante un periodo de tiempo relativamente largo.
No hay una explosión que acelera la bala hasta que abandona el cañón sino una combustión que acelera el "cohete" hasta que se agota el propelente.

Ventajas principales: Según el diseño del arma, el cañón puede servir unicamente de guia, sin tener que soportar grandes esfuerzos lo que aligera enormemente el arma. Tambien puede anularse total o parcialmente el retroceso. La vaina suele formar parte de la bala, con lo que aumenta su masa y por tanto la energia del impacto. La velocidad máxima de la bala no se da en el momento de abandonar el cañón sino ya en vuelo, mucho más cerca del blanco, lo que proporciona aún más energía de impacto.

Entre los inconveniente están el necesariamente elevado precio de los cartuchos, precisión delicada, combustibles especiales (no suele usarse pólvora normal), poca energía a cortas distancias (al revés que las convencionales), las elevadas temperaturas durante relativamente largo tiempo que debe soportar el arma y otros que desconocemos pero que de momento limitan su difusión.

Aunque la mayoría de cohetes propulsan granadas de gran tamaño, existen varios tipos de cohetes para "armas de mano" que se propusieron para substituir a los cartuchos habituales.

Ente los que conocemos, están los siguientes tipos:

 
 

GYROJET:

Que sepamos, es el único sistema de cohetes que ha tenido una cierta difusión.
Durante la década de 1960 se experimentó activamente con varios tipos de cartuchos Gyrojet. En realidad, son pequeños cohetes que se disparan desde armas de mano. Como no es práctico construirlos dotados de aletas (ni fijas ni plegables, aunque algun modelo las llevaba telescópicas) sólo pueden estabilizarse por el efécto giroscópico de la rotación, como cualquier otra bala. Consiguen esta rotación no con las estrías del canón sino por la inclinación de los agujeros de la parte posterior (en la práctica pequeñas toberas) a traves de la cual se expulsan los gases de combustión que generan tanto la propulsión como la rotación.
Constan de un cuerpo aerodinámico que contiene la pólvora (quizá deberíamos decir combustible sólido) cerrado en la parte posterior por el tapón perforado-tobera.
Como virtudes destacadas, la ausencia de retroceso, el hecho que la bala no pierde velocidad sino que la aumenta a medida que se aleja del arma (hasta que acabe el combustible), la gran masa y al mismo tiempo elevada velocidad de impacto del proyectil... Según parece se utilizaron pistolas Gyrojet en Vietnam y tambien se vendieron a particulares.
Poca precisión a cortas distancias y elevado precio de la munición hicieron que el proyecto quedase prácticamente abandonado. En la actualidad creemos que sólo se investiga en cartuchos de 13mm para ametralladoras navales y torpedos supercavitantes basados en esta tecnología. http://www.deathwind.com.

Sobre estas líneas, esquema de un cartucho Gyrojet con aletas telescópicas (experimental), dos fusiles y una pistola para cartuchos de este tipo.

GYROJET De .25" - 6.35mm
GYROJET De .30" - 7.62mm
GYROJET De .45" - 11.43mm
GYROJET De .49" - Pistol, vaina 1,34"
GYROJET De .49" - con pestaña y ranura, vaina
GYROJET De .49"  Long - vaina 2"
GYROJET De .50" KE con ranura y pestaña
GYROJET De .50" sin pestaña con ranura
GYROJET De .50" sin pestaña con ranura bengala
GYROJET De .50" sin pestaña ni ranura bengala
GYROJET De 12mm sin pestaña ni ranura
GYROJET De 13mm sin pestaña ni ranura
GYROJET De 13mm con pestaña y ranura
GYROJET De 13mm con pestaña y ranura largo
GYROJET De 13mm sin pestaña con ranura
GYROJET De 13mm MIRA holandés ignición eléctrica
GYROJET De 13mm, bengala/señales

GYROJET De 13-20mm, bengala/señales
14.3x63 mm Ruggieri bengala
Cal.20 Ruggieri espantapájaros

Cartucho 13,5x35.7 mm Gyrojet DOUBLE NOZZLE TRIMP CANNELURES, cartucho con vaina de acero y doble acanaladura en la base. FOTO: XIMO
  FOTO: XIMO EE.UU. c.1965 OO0001
Cartucho "Infantino-Romero (INRO)" experimental argentino, de 9x35mm. FOTO: JORGE LOMBARDO
PABLO DEMARCHI nos explica el funcionamiento de este cartucho, tal como se explicaba en un número antiguo de la revista MAGNUM: El verdadero nombre del sistema era INRO, nombre compuesto por las primeras letras de los apellidos "Infantino-Romero", las personas encargadas de su desarrollo. Se trata de un proyecto del Ejército Argentino de los años 70 u 80 (perdonen la falta de precisión en las fechas, la información que les brindo es de un artículo que leí hace ya tiempo y no tengo ahora en mis manos).
En realidad no corresponde a la categoría de "cohetes", sino más bien a la lista de munición sin vaina. Su funcionamiento era similar a los cartuchos del sistema "volcanic" (en él se inspira), y consiste en una bala de calibre 9 mm., de gran longitud y casi totalmente hueca, la cual contenía el propelente. Su base era abierta, y obturada por un fulminante.
Al ser percutido el fulminante este accionaba la carga de pólvora, y el proyectil salía disparado como una bala normal. El fulminante, a su vez, era proyectado violentamente contra el cierre del arma, rebotando contra este, luego de lo cual salía por el cañón y caía a pocos metros del arma.
El sistema fue probado en principio con armas de repetición a cerrojo (si no me falla la memoria, se trataba de fusiles Mauser modificados para el nuevo calibre), con mucho éxito. Luego se intentó utilizarlos en armas automáticas (subfusiles) de cierre abierto, pero el experimento fracasó porque, debido a la elevada cadencia de tiro de estas armas, el fulminante proyectado por un disparo aún no había abandonado el cañón cuando la bala siguiente ingresaba
a la recámara, y esto producía frecuentes interrupciones.
Para resolver este problema se diseñó un arma accionada por sistema de gases, lo que permitiría regular la cadencia de tiro, pero antes de que se pudiera llegar a probar el sistema el proyecto fue cancelado, aparentemente por razones presupuestarias. Así, lo que con el tiempo y un mayor desarrollo pudo haber sido un sistema eficaz, acabó siendo abandonado y pasó a la historia como un experimento poco conocido (y al decir de muchos, poco exitoso, lo cual es una injusticia dado lo positivo de los resultados obtenidos).
  Escuela Superior Técnica de Ejército. FOTO: JORGE LOMBARDO Argentina Aprox. 1960 OC0001
 
  INICIO - MENÚ           Mapa Web
Visitas:
 
 
Web alojada en los servidores de http://www.militaria.es
 
By: Jordi Camerón