11 mm Riera tube primer / 11 mm Riera / 12 mm Riera Acorn / XCR 11 018 DNH 020

Cartucho patentado en España por el catalán Mariano Riera en 1852 y en Francia e Inglaterra en 1853.

Es un cartucho inusual. No tiene vaina y como las Volcanic, la pólvora está contenida en la propia bala.

La aguja que asoma por detras es en realidad parcialmente hueca y contiene el fulminante.

Este tubo sale por detras de la recámara y cuando el martillo del arma lo machaca se, produce la ignición de la pólvora.

NOTA IMPORTANTE: existen en el mercado unas falsificaciones en que el tubo no es hueco si no macizo y su disposición viene a ser como un cartucho lefaucheux con la aguja horizontal. Ver mas abajo información detallada sobre este fraude.

 

 

 

 

CARARM nos remite el siguiente texto e ilustración, extraídos de la revista ARMAS Y MUNICIONES:

Este cartucho conoce dos variantes según engarce bala o contenga perdigones o postas reunidos en una envuelta de papel encolado, para ser utilizado en fusiles, escopetas y pistolas con avance rectilíneo del cañón, realizado por un mando situado en la caña. El desplazamiento del cañón dejaba al descubierto la recámara practicada en el culatin, donde se alojaba el cartucho. Esta recámara era de forma cónica y disponía en su extremo de un taladro que hacía asequible la cápsula fulminante a la acción del martillo percutor del arma.
El cartucho tenia diferentes variantes, los destinados a fusiles de guerra, estaban constituidos por una bala de plomo troncocónica y ahuecada, que se moldeaba formando cuatro triángulos isósceles en su extremo anterior.
Los cartuchos para escopeta de perdigones o postas estaban organizados de igual forma. Una pieza de madera sobre la que se apoyaba la cápsula, constituía la separación de la carga y los proyectiles con una envuelta de tela o papel encolados o cuero.

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL BOLETÍN DE LA AECC Nº 137 DE ENERO-FEBRERO DE 2007:

Refª. 137/04 FALSIFICACION DE CARTUCHOS 11 mm. RIERA, por A. LEVEAU. Traducción de Joaquín Peral.

Figura 2: falsa patente

Ha habido durante mucho tiempo un francés que ha fabricado muchas falsificaciones de los cartuchos para el arma de Riera.

Muchos coleccionistas, incluyéndome a mí, compraron estos cartuchos de buena fe pensando que eran originales.

Aún peor, el falsificador proporcionó un documento falso que pretendía demostrar mediante dibujos la confección del cartucho según la patente original (véase la figura 2).

Atención: Estas falsificaciones han estado circulando durante un cierto tiempo y vendidas por las cantidades que se habían fijado en el mercado de EE.UU.

Recientemente, he tenido la ocasión de poder examinar el par de armas que eran propiedad del falsificador, comprados por un amigo.

Estas armas se conforman perfectamente con la patente y preparadas para disparar un cartucho de bola que contiene una varilla fulminante (tube primer) y no un perno horizontal (véase las 4 fotografías de la figura 3).

El cartucho de bola de Mariano Riera es encendido por una varilla fulminante cogida en la bola en la etapa del bastidor y con el fulminante en el extremo interno. Este tubo se extiende a través de la parte posterior del compartimiento vía agujero central. Este es machacado por el martillo (véase la figura 4 del dibujo de la adición de la patente del 7 de octubre de 1853 a la patente francesa nº 15.848 del 4 de abril de 1853).

Dibujos de la adición de la patente del 7 de octubre de 1853 en relación a la patente francesa nº 15.848 del 4 de abril de 1853. Obsérvese la construcción del tube primer, que es solamente hueco en la parte que contiene el fulminante.

 
 
Cartucho sin vaina. Totalmente en plomo. A la izquierda asoma la aguja percutora. Se aprecian los pétalos que cierran el cartucho. No hay marcajes. FOTO: HENRI (AP0001)
 
  INICIO - MENÚ           Mapa Web
Visitas:
 
 
Web alojada en los servidores de http://www.militaria.es
 
By: Jordi Camerón